Compartir en:

Todo sobre la gripe y el resfriado

Fiebre, dolores, estornudos, congestión nasal, tos... todos hemos pasado por eso. La causa suele ser un resfriado o una gripe. De hecho, el resfriado común es la enfermedad más frecuente de los seres humanos1 y el virus de la gripe («influenza») es responsable de entre 3 y 5 millones de casos graves al año.

 

Tu sistema inmunitario contra el resfriado y la gripe

Una vez que detecta una infección, si tu sistema inmunitario está sano, aumenta las defensas para luchar contra el patógeno (microorganismo infeccioso). La fiebre es la señal de que tu cuerpo aumenta el calor para combatir la infección. Una buena función inmunitaria puede ayudar a acelerar la recuperación y a prevenir cualquier complicación respiratoria posvírica.

Evitar el resfriado y la gripe

Aunque evitar el virus del resfriado común y la gripe es más difícil durante las estaciones de otoño e invierno, puedes seguir algunas sencillas reglas para reducir el riesgo de infección.

Madre e hija haciendo ejercicio y estirando juntas.
  • Dieta saludable: no es ningún secreto que la dieta saludable y equilibrada es esencial para una buena salud. Una nutrición adecuada está vinculada a la respuesta inmunitaria de tu cuerpo. Una dieta equilibrada debe incluir diariamente frutas y verduras verdes, pan integral, cereales, cantidades moderadas de lácteos y pequeñas cantidades de carne y pescado.

  • Vitaminas y minerales: seguir una dieta sana y equilibrada debería proporcionar a tu cuerpo los niveles adecuados de vitaminas y minerales esenciales, pero puedes añadir a tu dieta un suplemento de vitaminas y minerales, como Redoxon, para asegurarte de que tu cuerpo tenga todo lo que necesita para mantener un sistema inmunitario sano y fuerte.

  • Vacunación: cualquier persona mayor de seis meses de edad puede vacunarse contra la gripe todos los años. Debes consultar a tu médico antes de vacunarte en caso de que tengas alergias u otras afecciones.

  • Buena higiene: la clave para evitar las enfermedades es reducir la exposición a los gérmenes, así que practicar una buena higiene es aún más importante cuando se trata de mantenerte sano. Siempre debes lavarte bien las manos antes de tocar o preparar alimentos y antes de colocarte las lentes de contacto o realizar cualquier otra actividad que requiera tocarse los ojos, la cara o la boca.

  • Tus artículos personales son solo tuyos: una sola persona enferma puede transmitir el virus de la gripe a toda una familia o a un grupo de compañeros de trabajo. Eso es porque el virus de la gripe puede sobrevivir hasta 24 horas en la mayoría de las superficies, dándole tiempo suficiente para infectar a varias personas. No compartas ningún artículo personal, como cepillos de dientes, toallas, ropa, utensilios para comer o vasos.

  • Haz ejercicio: el ejercicio regular ayuda a mantener el sistema inmunitario sano, reduce el estrés y la inflamación, y mantiene los glóbulos blancos en movimiento para ayudar al sistema inmunitario a combatir las infecciones.

  • Relájate y duerme bien: existe una correlación entre el estrés mental prolongado y las enfermedades físicas. Por eso, evitar el estrés y dormir bien ayuda a tu sistema inmunitario y puede mejorar tu salud en general.

¿Qué debes hacer cuando sufras un resfriado o una gripe?

Tanto si sufres un resfriado común como si tienes gripe, tu médico te recomendará siempre el mejor tratamiento y medicación, pero hay ciertas cosas que puedes hacer para aliviar los síntomas mientras tu cuerpo está combatiendo la enfermedad.

  • Quédate en casa y descansa mucho. Deja que tu sistema inmunitario haga su trabajo tranquilamente y evita propagar el virus a tus compañeros de trabajo o colegas.

  • Mantente hidratado. Puedes beber agua, zumos, sopa de pollo o incluso bebidas deportivas. Tu cuerpo necesita líquido para evitar la congestión de los senos paranasales y los pulmones.

  • Aumenta la humedad. Los vaporizadores y humidificadores pueden ayudar a aliviar la congestión si el aire de tu casa es seco.

 

Referencias bibliográficas: 

1. Eccles, Ronald; Weber, Olaf (2009). Common cold. Basel: Birkhäuser.

2. Nguyen HH et al, What is the global incidence of influenza?
https://www.medscape.com/answers/219557-3459/what-is-the-global-incidence-ofinfluenza#:~:text=The%20duration%20and%20severity%20of,about%20250%2C000%20to%20500%2C000%20deaths

3. How to prevent infections. Harvard Medical School, 2016. (Consultado el 10/02/2020, en
https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/how-to-prevent-infections

4.Song et al, 2019; Patel et al 2012 and Gombart et al 2020.

5. Gombart AF, Pierre A, Maggini S. A Review of Micronutrients and the Immune System-Working in Harmony to Reduce the Risk of Infection. Nutrients 2020;12

6. https://www.cdc.gov/flu/prevent/vaccinations.htm


Cómo ayuda Redoxon®
a tu sistema inmunitario

 

 

Tu cuerpo está equipado con poderosas defensas naturales y tu sistema inmunitario tiene muchas maneras de lidiar con las amenazas de las bacterias y los virus. El sistema inmunitario está compuesto por tres mecanismos de defensa principales: barreras físicas (piel y mucosas), barreras celulares (glóbulos blancos) y anticuerpos. Los nutrientes como las vitaminas y los minerales son esenciales para la salud y el funcionamiento de esta compleja red.

En nuestro acelerado mundo, en el que consumimos demasiada comida rápida y precocinada, puede ser un reto consumir cantidades adecuadas de frutas y verduras que aporten todas las vitaminas y minerales que necesitamos para contribuir plenamente las funciones de nuestro cuerpo. Una ingesta inadecuada de vitaminas y minerales puede afectar negativamente al sistema inmunitario y a la salud en general. Ahí es donde entra en juego Redoxon®. Nuestra gama de productos de vitamina C está diseñada para ayudar a tu sistema inmunitario.

Mas información

 

Con Redoxon® tendrás un sistema inmunitario más saludable

Es necesario que cuides de tu sistema inmunitario. Aunque no lo parezca, tu sistema inmunitario trabaja las 24 horas del día. Igual que una planta necesita agua y luz solar, tu sistema inmunitario necesita una nutrición regular para apoyar los sistemas de defensa del cuerpo.

Junto con un estilo de vida saludable que incluya ejercicio físico y buena nutrición, los suplementos como Redoxon® proporcionan la base para un sistema inmunitario fuerte durante todo el año.

 

 

 

 

 

Más de 80 años de experiencia con la vitamina C

En 1934, fuimos pioneros al presentar el primer suplemento de vitamina C del mundo, y llevamos más de 80 años ayudando a la gente a mantener sus defensas naturales en plena forma. Hoy en día, nuestra gama de innovadores suplementos ayuda a tu inmunidad a diario.

 

Construye tu inmunidad

¿Buscas maneras de fortalecer tu sistema inmunitario? Consulta artículos útiles sobre el apoyo inmunitario.