Mantener la inmunidad elevada puede evitar que te enfermes. Para ayudar a nuestro sistema inmune es importante mantener una dieta saludable, beber suficiente líquido, dormir entre 7-8 horas diarias y mantenerse activo/a. En cuanto a la alimentación, asegúrate de comer una variedad de alimentos vegetales ricos en nutrientes, como verduras, frutas, cereales integrales, alubias, lentejas, frutos secos y semillas. Estos alimentos ofrecen fibra, vitaminas, minerales y fitonutrientes que hacen que tu cuerpo funcione al máximo. Estas vitaminas para el resfriado o la gripe, y los alimentos en los que las puedes encontrar, ayudará a tu sistema inmunitario:

Vitamina C para la gripe y el resfriado

La vitamina C es considerada el antioxidante más eficaz, haciéndolo una buena vitamina para el resfriado. Previene el daño oxidativo de las células1 y también desempeña un papel fundamental en la inmunidad. Así que la vitamina C y el resfriado son casi excluyentes, aunque no lo pueda prevenir totalmente, el no consumirla lo suficiente supone un mayor riesgo. Los siguientes alimentos contienen niveles altos de vitamina C:

  • Fresas
  • Brócoli
  • Naranjas
  • Piña
  • Pimientos

La vitamina D, un micronutriente esencial contra el resfriado y la gripe

La vitamina D, al igual que la C, es una buena vitamina contra el resfriado y la gripe. La vitamina D es absolutamente esencial para muchos aspectos de la salud. Estos van desde el mantenimiento de la densidad mineral ósea hasta la mejora de la absorción de minerales2. Por desgracia, se encuentra de forma natural en muy pocas fuentes alimentarias y se obtiene principalmente a través de la exposición al sol, por lo que la suplementación es importante para las personas con riesgo de carencia. Los siguientes alimentos contienen niveles altos de vitamina D:

  • Salmón
  • Sardinas
  • Yemas de huevo
  • Setas
  • Alimentos enriquecidos como la leche de almendras, la leche de soja, el zumo de naranja y el yogur

Más vitaminas para el resfriado: beneficios de la vitamina B6

También conocida como piridoxina, la vitamina B6 es una vitamina hidrosoluble. Desempeña un papel importante en nuestro organismo, interviniendo en el desarrollo del cerebro y en el funcionamiento del sistema nervioso. También colabora estrechamente con el sistema inmunitario, convirtiéndose en una de las mejores vitaminas para la gripe. De hecho, uno de los signos distintivos de la deficiencia de vitamina B6 es un sistema inmunitario debilitado y una disminución de la producción de anticuerpos séricos, hecho que te hace más susceptible a la gripe y a otras infecciones respiratorias. Los siguientes alimentos contienen niveles altos de vitamina B6:

  • Garbanzos
  • Patatas
  • Hígado
  • Atún
  • Salmón
  • Pollo

Magnesio

El magnesio supera a la vitamina B6, participando en más de 600 reacciones enzimáticas3. No sólo ayuda a la formación de los huesos, a la salud del corazón, a disminuir la inflamación y a aliviar el estrés, sino también es una gran vitamina para el resfriado y la gripe. Los siguientes alimentos contienen niveles altos de Magnesio:

  • Espinacas
  • Chocolate negro
  • Semillas de calabaza

Zinc

Completando nuestras vitaminas para el resfriado está el zinc. Al igual que las vitaminas C y D, tiene la capacidad de acabar con las enfermedades más rápido de lo que lo haría tu sistema. De hecho, los estudios demuestran4 que tomar zinc puede reducir la duración de los síntomas de infecciones como el resfriado común para que te sientas saludable todo el año.

El zinc desempeña un papel importante en la mejora de la comunicación entre las células del sistema inmunitario. También mejora la respuesta inmunitaria al potenciar la actividad de los macrófagos y las células asesinas naturales. Las células asesinas naturales se unen a las células infectadas por virus y a las células tumorales para eliminarlas. El consumo de zinc da un impulso a estas células, ayudándolas a combatir la gripe o el resfriado, al igual que otras enfermedades. Los siguientes alimentos contienen niveles altos de Zinc:

  • Carne roja
  • Marisco (especialmente el de concha)
  • Legumbres
  • Semillas
  • Yogur

Los complementos alimenticios son muy útiles para suplementar tu dieta y proteger tu cuerpo con vitaminas para el resfriado. Uno muy rico en vitaminas y minerales es Redoxon® Complex Efervescente gracias a que incluye 13 vitaminas y 9 minerales esenciales para el funcionamiento del cuerpo y su protección frente a cualquier enfermedad.