¿Qué son los antioxidantes y por qué son buenos? | Redoxon®
Antioxidantes para las defensas

¿Qué son los antioxidantes y por qué son buenos para tus defensas?

Seguramente has oído hablar muchas veces de los antioxidantes, pero ¿sabes cómo ayudan a protegernos? En este post te explicamos qué son los antioxidantes y cómo ayudan a mejorar tu sistema inmunitario.

Cuando nuestro organismo se enfrenta a una infección, por ejemplo, un resfriado, genera radicales libres. Pero la contaminación ambiental, el tabaquismo, el estrés o una dieta desequilibrada también son situaciones que generan estos radicales libres nocivos para nuestro organismo. La vitamina C y el zinc son fundamentales para el buen estado de nuestro sistema inmunitario, puesto que ayudan a su normal funcionamiento. Además, se trata de dos elementos antioxidantes naturales muy efectivos frente a los radicales libres.  Así que, la combinación de vitamina C y zinc ayuda a reforzar nuestro sistema inmunitario y por lo tanto nuestras defensas. Complejos vitamínicos como Redoxon® Extra Defensas te proporcionan una fuente de zinc, vitamina C y vitamina D para mantener un sistema inmunológico fuerte.

La acción antioxidante de la vitamina C es especialmente importante en casos de infección, como puede ser un resfriado. Y no solo eso, sino que esta vitamina participa en la formación del colágeno, una sustancia de la que depende la integridad de tejidos como la piel y las mucosas, con lo que también contribuye a la salud y al buen estado de estas primeras barreras naturales de defensa de nuestro organismo. Además, favorece la acción de leucocitos y linfocitos, modulando  la acción del sistema inmunitario en todos los niveles.

Por su parte, el zinc es un micronutriente esencial, protagonista de múltiples funciones de nuestro sistema inmunitario y, al igual que la vitamina C, un potente antioxidante. La acción simultánea de vitamina C y zinc ayuda a una doble protección del organismo frente a agresiones. Las concentraciones de zinc se reducen cuando nuestro organismo se defiende en un proceso infeccioso, por eso es importante mantener los niveles adecuados de este oligoelemento. Si nuestros niveles de zinc bajan seremos más vulnerables frente a las infecciones. Por ello, complementar nuestra dieta con suplementos de vitamina C y zinc puede ayudarnos a fortalecer el sistema inmunológico.

La vitamina D es un potente modulador del sistema inmunitario, fundamental en la activación del mismo, ya que prácticamente todas las células de este sistema tiene receptores para la vitamina D.

Cuando nos enfrentamos a un cambio de estación resulta recomendable protegerse frente a las agresiones externas que pueden atacar nuestro sistema inmunitario. También es aconsejable reforzar nuestras defensas si estamos expuestos a cambios bruscos de temperatura, como por ejemplo el aire acondicionado, o en épocas en las que tengamos puntas de estrés.

Sigue nuestro blog de Redoxon® para conocer más acerca de tus defensas y la acción de determinados nutrientes que ayudan a reforzar tu sistema inmunitario.