Cómo subir las defensas

Cómo subir las defensas

Un dieta equilibrada con el aporte adecuado de las vitaminas y minerales que intervienen en la correcta función del sistema inmunitario te ayudará a mantener tus defensas y prevenir infecciones y resfriados. ¿Quieres saber cómo subir las defensas?

Qué es un resfriado

Qué es un resfriado

El resfriado común es una enfermedad infecciosa respiratoria muy frecuente durante todo el año, no solo en invierno. Algunos síntomas son parecidos a los de la gripe, pero otros son completamente distintos y es que gripe y resfriado están provocados por virus distintos. ¿Quieres saber más?

El sistema inmunitario

El sistema inmunitario

El sistema inmunitario es el sistema de defensa del organismo frente a las agresiones externas. Está constituído por 3 niveles defensa: barrera física (piel y mucosas), barrera celular (leucocitos) y anticuerpos. ¿Quieres saber más?

Baja para ver más

Vitaminas que ayudan a fortalecer tus defensas

Elegir adecuadamente las vitaminas con poder antioxidante contra los radicales libres, para poder activar el sistema de defensa propio según las necesidades del cuerpo, contribuye a mantener el equilibrio y bienestar.

Es realmente útil para mantener la salud, saber reconocer las vitaminas idóneas que ayudan a fortalecer tus defensas, para prevenir la supresión del sistema inmunológico, así como posibles infecciones a través de virus y bacterias cuando tienes las defensas bajas.  

El cuerpo humano posee un mecanismo de defensa complejo y efectivo que le permite mantenerse sano a pesar de la exposición a diferentes condiciones como por ejemplo el cambio del clima, ambientes naturales, contacto con microorganismos propios y extraños.

Por ello, es indispensable ayudar a esta maquinaria multifuncional a mantenerse a tono con una alimentación adecuada que provea los nutrientes, vitaminas y minerales, así como macro y microelementos que ayudan a fortalecer tus defensas.

Estos son requeridos para que se lleven a cabo dentro del organismo humano millones de reacciones enzimáticas que contribuyen a ganar la batalla contra los radicales libres formados habitualmente o debido a una situación en particular asociada al estilo de vida, hábitos poco saludables o por la aparición de gérmenes que pretendan dañar nuestros tejidos.

Elegir adecuadamente las vitaminas con poder antioxidante contra los radicales libres, para poder activar el sistema de defensa propio según las necesidades del cuerpo, contribuye a mantener el equilibrio y bienestar.


Vitaminas que ayudan a mejorar tu sistema inmunológico

La vitamina C ha sido utilizada durante años para el tratamiento del resfriado y como protectora en procesos virales y febriles en los cuales hay que ayudar al cuerpo a reactivar la maquinaria celular y bioquímica interna contra los microorganismos que puedan entrar y causar daño.

La vitamina D ayuda a fortificar los huesos, es especialmente importante los primeros años de vida en los cuales el crecimiento de los huesos debe ser óptimo. También favorece la nutrición de los músculos evitando la aparición de los síntomas y malestares asociados al cansancio y la debilidad muscular. Además, la vitamina D es un potente modulador de la actividad del sistema inmunitario y fundamental en la activación de las defensas.

La vitamina E fortalece la piel, lo cual permite mantener la primera barrera que protege al cuerpo contra la acción de los gérmenes con los que se está en contacto día a día.

Además, la Vitamina E tiene un elevado potencial antioxidante que permite la regeneración celular, es por ello que es altamente recomendado como suplemento en pacientes cuando sus defensas bajas son una constante, además de ser utilizada para revitalizar la piel como ingrediente imprescindible en tratamientos estéticos y productos dermatológicos.


Otros aliados para mantener las defensas de tu cuerpo

Por otro lado, los complementos nutricionales que ayudan a tus defensas como por ejemplo aquellos que contienen echinacea son aliados de la salud y deben considerarse fundamentales a lo largo de nuestra vida, sobre todo, en aquellas situaciones o etapas de la vida en las que no es habitual poner especial atención en la elección de alimentos, hierbas, frutas y vegetales que los contienen, como en la vejez o la juventud, y por ende requieren de un consumo directamente través de cápsulas gelatinosas o soluciones líquidas.

La echinacea es una planta medicinal americana milenaria que favorece la protección del organismo contra los procesos gripales que pueden causar tanto malestar como incomodidad y son especialmente contagiosos. Esta planta debido a su contenido de polisacáridos y su origen orgánico libre de toxinas protege el tracto respiratorio superior ayudando a la pronta recuperación.

Lo más importante es que la naturaleza provee al ser humano de diversidad de elementos nutricionales contenidos en plantas y frutas a partir de las cuales son extraídos los complejos activos que ayudan a tus defensas y puedes comprar en comprimidos en la farmacia; es por ello por lo que conocerlos y saber utilizarlos en las dosis correspondientes es de gran ayuda.

Tomar vitamina C, D y E y complementos nutricionales con echinacea que ayudan a fortalecer tu sistema inmunológicode la mano de un buen desayuno, puede elevar los niveles de energía y vitalidad durante el día, permitiéndole al cuerpo protegerse y realizar las actividades de forma vital y armoniosa.

Mantén una vida saludable con los consejos que te damos en los artículos de nuestro blog. Cada mes publicamos novedades, ¡visítalo!

 

L.ES.MKT.CH.10.2019.1441