Cómo subir las defensas

Cómo subir las defensas

Un dieta equilibrada con el aporte adecuado de las vitaminas y minerales que intervienen en la correcta función del sistema inmunitario te ayudará a mantener tus defensas y prevenir infecciones y resfriados. ¿Quieres saber cómo subir las defensas?

Qué es un resfriado

Qué es un resfriado

El resfriado común es una enfermedad infecciosa respiratoria muy frecuente durante todo el año, no solo en invierno. Algunos síntomas son parecidos a los de la gripe, pero otros son completamente distintos y es que gripe y resfriado están provocados por virus distintos. ¿Quieres saber más?

El sistema inmunitario

El sistema inmunitario

El sistema inmunitario es el sistema de defensa del organismo frente a las agresiones externas. Está constituído por 3 niveles defensa: barrera física (piel y mucosas), barrera celular (leucocitos) y anticuerpos. ¿Quieres saber más?

Baja para ver más

Tres micronutrientes que contribuyen a reforzar tus defensas

Nuestro cuerpo dispone de varios mecanismos de defensa para hacer frente a las agresiones externas e infecciones. La vitamina C, el zinc y la vitamina D, que juega un rol especialmente importante, intervienen en tres niveles de defensa.

La piel y las mucosas son dos estructuras de nuestro organismo que actúan como barrera frente a la entrada de patógenos. Por eso es importante que mantengan una correcta integridad. En relación con la piel y mucosas, la vitamina C interviene en la síntesis de colágeno y el zinc ayuda a la formación y multiplicación de las células. El zinc con la vitamina C ayuda a mantener la barrera de la piel. Y un tercer micronutriente, la vitamina D, también cumple un rol importante en el mantenimiento de la estructura de piel y mucosas.

Conocemos la misión de la vitamina C sobre la correcta función de los leucocitos y del zinc en la síntesis de anticuerpos, lo cual contribuye a un sistema de defensa fuerte. Por otro lado, la vitamina D –el tercer micronutriente– tiene un papel importante en la correcta función del sistema inmunitario, en todos sus niveles de defensa y en la coordinación de los mismos. De tal modo, la vitamina D favorece una función defensiva correcta y organizada.

Un buen momento para reforzar nuestras defensas es el otoño, empieza a hacer frío y nos exponemos más a los virus respiratorios, como el de los resfriados y la gripe. En este contexto cobra gran importancia la alimentación. Una correcta alimentación con un equilibrio de los micronutrientes que el cuerpo necesita es importante para la correcta función del sistema inmunitario. Y, como refuerzo, un complemento alimenticio con vitamina C, zinc y vitamina D contribuirá a mantener nuestras defensas más preparadas para hacer frente a los primeros síntomas de catarro y gripe.

Sigue nuestro blog de Redoxon® para descubrir más acerca de tu salud y bienestar.