Cómo subir las defensas

Cómo subir las defensas

Un dieta equilibrada con el aporte adecuado de las vitaminas y minerales que intervienen en la correcta función del sistema inmunitario te ayudará a mantener tus defensas y prevenir infecciones y resfriados. ¿Quieres saber cómo subir las defensas?

Qué es un resfriado

Qué es un resfriado

El resfriado común es una enfermedad infecciosa respiratoria muy frecuente durante todo el año, no solo en invierno. Algunos síntomas son parecidos a los de la gripe, pero otros son completamente distintos y es que gripe y resfriado están provocados por virus distintos. ¿Quieres saber más?

El sistema inmunitario

El sistema inmunitario

El sistema inmunitario es el sistema de defensa del organismo frente a las agresiones externas. Está constituído por 3 niveles defensa: barrera física (piel y mucosas), barrera celular (leucocitos) y anticuerpos. ¿Quieres saber más?

Baja para ver más

Cuatro hábitos para mantener la salud de tus defensas

Que la vitamina C ayuda a tus defensas es algo que seguro ya sabías. Y es probable que la incluyas, en forma de frutas cítricas, en tu dieta invernal. Pero, ¿sabes qué otras acciones puedes hacer de forma habitual para ayudar a mantener tus defensas fuertes y activas de forma continuada?

Que la vitamina C ayuda a tus defensas es algo que seguro ya sabías. Y es probable que la incluyas, en forma de frutas cítricas, en tu dieta invernal. Pero, ¿sabes qué otras acciones puedes hacer de forma habitual para ayudar a mantener tus defensas fuertes y activas de forma continuada? Toma nota:

1. Ejercicio diario. Establecer una rutina de ejercicio moderado es uno de los hábitos más saludables para tu organismo. Al igual que una dieta saludable, el ejercicio puede contribuir a la buena salud general y por lo tanto a un sistema inmunológico saludable. Pero más allá de una buena forma física general, el ejercicio puede contribuir más directamente promoviendo la eliminación de toxinas a través del sudor y facilitando una buena circulación, que permite que las células del sistema inmunitario tengan un mejor acceso y respuesta a los agentes extraños que entran el organismo.

2. Alimentación. No sólo la vitamina C favorece la función protectora de nuestro organismo. El aceite de oliva contiene polifenoles, con acción antioxidante y, por tanto, favorece la protección de nuestras células. Las verduras, frutas y hortalizas son la principal fuente de vitaminas y minerales, micronutrientes esenciales en el metabolismo de nuestro cuerpo, incluidas las defensas. También el pescado y la carne son necesarios en tu dieta, ya que son ricos en zinc, nutriente esencial y clave para el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunitario.

3. Complementos nutricionales. Si bien los alimentos son la mejor fuente de vitaminas, en algunos casos es recomendable complementar la dieta con un multivitamínico que contenga ingredientes pensados específicamente para reforzar el sistema inmunitario. El extracto de equinácea y el propolis ayudan a las defensas naturales del organismo ante los primeros síntomas de los procesos invernales.

4. Descanso. Dormir poco o mal puede volverte más susceptible a las enfermedades, pues las funciones metabólicas normales se pueden ver alteradas. Dormir la cantidad de tiempo adecuada y tener un sueño de calidad puede ayudar a tu cuerpo a renovarse y a aumentar sus defensas naturales.

Si deseas obtener más información sobre cómo reforzar el sistema inmunológico, te invitamos a seguir nuestro blog de Redoxon® para saber más acerca de cómo las vitaminas, minerales y otros micronutrientes benefician tu salud.