Cómo subir las defensas

Cómo subir las defensas

Un dieta equilibrada con el aporte adecuado de las vitaminas y minerales que intervienen en la correcta función del sistema inmunitario te ayudará a mantener tus defensas y prevenir infecciones y resfriados. ¿Quieres saber cómo subir las defensas?

Qué es un resfriado

Qué es un resfriado

El resfriado común es una enfermedad infecciosa respiratoria muy frecuente durante todo el año, no solo en invierno. Algunos síntomas son parecidos a los de la gripe, pero otros son completamente distintos y es que gripe y resfriado están provocados por virus distintos. ¿Quieres saber más?

El sistema inmunitario

El sistema inmunitario

El sistema inmunitario es el sistema de defensa del organismo frente a las agresiones externas. Está constituído por 3 niveles defensa: barrera física (piel y mucosas), barrera celular (leucocitos) y anticuerpos. ¿Quieres saber más?

Baja para ver más

Cómo recuperarte y ayudar a tus defensas cuando estás convaleciente

Existen complementos alimenticios a base de vitaminas y minerales formulados específicamente para situaciones de desgaste excesivo como en las convalecencias

Todos nos hemos puesto enfermos en alguna ocasión y, si bien algunas veces la recuperación ha sido rápida y fácil, en otras ocasiones nos ha costado más. El estado de nuestras defensas hace que tengamos mayor o menor facilidad para recuperar la salud y ponernos en forma antes. En este post te contamos cómo puedes ayudar a tu organismo a recuperarse cuando estás convaleciente.

Cuando enfermamos, nuestro cuerpo moviliza sus defensas y utiliza una serie de vitaminas y minerales. En todo este proceso, además, se producen radicales libres, que son productos necesarios para el correcto funcionamiento de las defensas de nuestro organismo que pueden ser tóxicos y oxidativos para las células.

Por eso es importante aportar antioxidantes a nuestro organismo, como ciertas vitaminas y minerales: la vitamina C, la vitamina E y dos minerales esenciales, el zinc y el selenio. Estos micronutrientes contribuyen a proteger las células frente al daño oxidativo. En este blog te hemos hablado en varias ocasiones de la implicación del zinc y la vitamina C en la función de protección de nuestro organismo, ayudando a las defensas.

Otras consecuencias de un período de convalecencia son: cansancio y pérdida de energía, pérdida de tono muscular y deshidratación. Las vitaminas del grupo B son imprescindibles para la obtención de energía, Además, algunas de las vitaminas del complejo B, como las vitaminas B6, B12 y el ácido fólico, ayudan a mantener el sistema inmunitario. Por otro lado, cuando estamos enfermos, nuestro cuerpo cuenta con un mecanismo de termorregulación propio que conlleva una mayor producción de sudor, a través del cual se pierde agua y minerales. Conviene reponer esta pérdida de minerales, así como restablecer el nivel de hidratación. No olvides beber agua y otros líquidos beneficiosos para el organismo, como zumos de fruta natural, caldos o infusiones. El aporte de minerales como el magnesio y el potasio es muy recomendable para recuperar los niveles de sales minerales de nuestro cuerpo.

Existen complementos alimenticios a base de vitaminas y minerales formulados específicamente para situaciones de desgaste excesivo, como en las convalecencias: después de una enfermedad en la que nuestras defensas han quedado debilitadas, nuestro cuerpo necesita recuperarse, y el aporte de una selección determinada de micronutrientes esenciales es recomendable.

En el blog de Bayer Te Cuida podrás conocer más acerca de las defensas, cómo reforzarlas y cómo llevar un estilo de vida saludable. ¡Síguenos!

 

L.ES.MKT.CH.02.2018.0659