Deporte para fortalecer el sistema inmunológico | Redoxon®

Compartir en:

Deporte para fortalecer el sistema inmunológico

Si quieres mantener tu sistema inmunitario sano y resistente, es fundamental hacer ejercicio regularmente. Junto con otros factores importantes, como una dieta equilibrada, dormir bien, mantener un peso saludable y minimizar el estrés, la actividad física regular afecta considerablemente a tu inmunidad y te ayuda a evitar infecciones1.

Equilibrio para estimular la inmunidad

En primer lugar, debes recordar que el deporte puede afectar a tu inmunidad en ambos sentidos2-4. Es decir, que si realizas una actividad física regular pero moderada, el riesgo de infección es menor que el de una persona que lleva un estilo de vida sedentario. Pero, por otro lado, si haces mucho deporte de resistencia, tu respuesta inmunitaria puede verse afectada y podrías tener mayor riesgo de infección. Así que, si tu objetivo es estimular tu sistema inmunitario, el deporte moderado y regular es tu mejor aliado.

Cómo ayuda el deporte a tu inmunidad

La actividad física ayuda a tu sistema inmunitario de muchas maneras5. Cuando haces ejercicio, los anticuerpos que combaten las infecciones y los glóbulos blancos circulan más rápido y pueden detectar problemas antes. El esfuerzo también puede ayudar a eliminar las bacterias de los pulmones. A medida que el cuerpo se calienta durante el ejercicio, el aumento de la temperatura retrasa el crecimiento bacteriano, lo que puede ayudar al sistema inmunitario a combatir las enfermedades. Para terminar, la hormona del estrés se libera más lentamente durante la actividad física, lo que puede ayudar a reducir la posibilidad de enfermedades.

Madre e hijo haciendo ejercicio juntos.

Elige una actividad que te guste

Si quieres hacer ejercicio, es mejor elegir un tipo de actividad que se adapte a tu estilo de vida. Si ya llevas un estilo de vida activo y el ejercicio es parte de tu rutina diaria, sigue así: una rutina de ejercicio aún más intensivo no ayudará a mejorar más tu inmunidad5 . No obstante, si no eres una persona muy activa, empieza por encontrar algo de tiempo para hacer ejercicio varias veces a la semana.

  • Caminar: Puedes empezar por caminar todos los días durante 20 o 30 minutos. Caminar es un ejercicio muy fácil de incorporar a tu rutina: puedes ir caminando al trabajo en lugar de en autobús, pasear a tu perro por el parque más cercano y volver o quedar con un amigo todos los días para charlar y dar un paseo.
  • Bicicleta: Es cada vez más popular en todos los grupos de edad. Salir en bicicleta es una forma genial de hacer ejercicio y de transporte. Si vives en una gran ciudad con frecuentes atascos de tráfico, dar un paseo en bicicleta en lugar de ir en coche puede convertirse en un agradable y relajante comienzo y final de tu día de trabajo. Los paseos en bicicleta en familia también son una gran manera de crear vínculos, divertirse y hacer ejercicio juntos.
  • Entrenamiento de fuerza: Cuando hablamos de pesas, normalmente pensamos en el gimnasio. Pero si ir al gimnasio no es lo que más te gusta, puedes hacer ejercicios de fuerza sencillos como flexiones en casa, o incluso hacer entrenamiento de fuerza con objetos domésticos en vez de pesas, como garrafas de agua, por ejemplo, y también hacer algunos ejercicios como bíceps en una silla.
  • Ejercicios aeróbicos: Lo mejor de los ejercicios aeróbicos es que puedes encontrar cientos de vídeos en Internet sobre buenas rutinas deportivas hechas por profesionales. Incluso puedes empezar a hacer ejercicios aeróbicos con tu familia o amigos y animaros mutuamente.
  • Natación: En la playa o la piscina, la natación es una actividad estupenda que puedes hacer todo el año. Ayuda a mejorar tu resistencia y tu estado físico general, y también funciona genial para relajarte.
  • Fútbol (y otros deportes de equipo): Los deportes de equipo no solo son una gran forma de hacer ejercicio, sino también de hacer y conservar amistades. Suele ser fácil encontrar equipos locales de aficionados que juegan al fútbol en el campo más cercano o también puedes crear tu propio equipo con amigos.
  • Jugar con tus hijos: Tus niños tienen una energía ilimitada y les encanta pasar tiempo contigo, así que, ¿por qué no transformas el tiempo que juegas con ellos en una oportunidad para hacer deporte? Podéis jugar a pillaros o al escondite en tu patio o jardín, puedes enseñar a tus hijos a jugar a la pelota o simplemente salir a correr en familia.

Sea cual sea el tipo de actividad física que elijas , el ejercicio te dará más energía y puede mejorar tu sensación general de bienestar. Así que empieza a incluir el ejercicio en tu rutina diaria hoy mismo, desarrolla un buen hábito y disfruta sintiéndote más saludable.

Referencias bibliográficas:

  1. How to prevent infections. Harvard Medical School, 2016. (Consultado el 10/02/2020, en https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/how-to-prevent-infections.)
  2. Cox AJ, Gleeson M, Pyne DB, Callister R, Hopkins WG, Fricker PA. Clinical and laboratory evaluation of upper respiratory symptoms in elite athletes. Clin J Sport Med 2008; 18:438-445.
  3. Cox AJ, Pyne DB, Saunders PU, Callister R, Gleeson M. Cytokine responses to treadmill running in healthy and illness-prone athletes. Med Sci Sport Exerc 2007; 39:1918-1926
  4. Gleeson M, McDonald W, Pyne D, Cripps A, Francis JL, Fricker P et al. Salivary IgA levels and infection risk in elite swimmers. Med Sci Sports Exerc 1999; 31:67-73
  5. Exercise and immunity https://medlineplus.gov/ency/article/007165.htm


Cómo ayuda Redoxon®
a tu sistema inmunitario

 

 

Tu cuerpo está equipado con poderosas defensas naturales y tu sistema inmunitario tiene muchas maneras de lidiar con las amenazas de las bacterias y los virus. El sistema inmunitario está compuesto por tres mecanismos de defensa principales: barreras físicas (piel y mucosas), barreras celulares (glóbulos blancos) y anticuerpos. Los nutrientes como las vitaminas y los minerales son esenciales para la salud y el funcionamiento de esta compleja red.

En nuestro acelerado mundo, en el que consumimos demasiada comida rápida y precocinada, puede ser un reto consumir cantidades adecuadas de frutas y verduras que aporten todas las vitaminas y minerales que necesitamos para contribuir plenamente las funciones de nuestro cuerpo. Una ingesta inadecuada de vitaminas y minerales puede afectar negativamente al sistema inmunitario y a la salud en general. Ahí es donde entra en juego Redoxon®. Nuestra gama de productos de vitamina C está diseñada para ayudar a tu sistema inmunitario.

Más información

 

Con Redoxon® tendrás un sistema inmunitario más saludable

Es necesario que cuides de tu sistema inmunitario. Aunque no lo parezca, tu sistema inmunitario trabaja las 24 horas del día. Igual que una planta necesita agua y luz solar, tu sistema inmunitario necesita una nutrición regular para apoyar los sistemas de defensa del cuerpo.

Junto con un estilo de vida saludable que incluya ejercicio físico y buena nutrición, los suplementos como Redoxon® proporcionan la base para un sistema inmunitario fuerte durante todo el año.

 

 

 

 

 

Más de 80 años de experiencia con la vitamina C

En 1934, fuimos pioneros al presentar el primer suplemento de vitamina C del mundo, y llevamos más de 80 años ayudando a la gente a mantener sus defensas naturales en plena forma. Hoy en día, nuestra gama de innovadores suplementos ayuda a tu inmunidad a diario.

 

Construye tu inmunidad

¿Buscas maneras de fortalecer tu sistema inmunitario? Consulta artículos útiles sobre el apoyo inmunitario.