Compartir en:

¿Qué es el sistema inmunológico?

Ya sabemos que un sistema inmunitario fuerte ofrece protección contra los virus y las enfermedades, mientras que uno débil te hace más susceptible de contraer un resfriado o algo peor. Pero, ¿qué es exactamente y cómo funciona? Hablemos con más detalle de la inmunidad.

Definición de inmunidad

En pocas palabras, la inmunidad es la capacidad del cuerpo para resistir las toxinas, las infecciones y otras sustancias o microorganismos nocivos mediante glóbulos blancos sensibilizados o anticuerpos específicos. Imagínatelo como un sistema de protección: así es como tu cuerpo se defiende. Si no fuera por el sistema inmunitario, diferentes bacterias, virus e incluso hongos podrían atacar o infectar tu cuerpo como quisieran. Gracias a la inmunidad, esto no ocurre.

Diferentes tipos de inmunidad

Hay 4 tipos de inmunidad: 3 naturales y una adicional:

  • La inmunidad innata, con la que nacemos. Este es nuestro sistema inmunitario innato. Su fuerza es variable: algunas personas nacen con un sistema inmunitario fuerte, mientras que otras nacen con un sistema inmunitario débil.
  • Inmunidad adaptativa, también llamada «inmunidad adquirida». El sistema inmunitario adaptativo nos protege según su «experiencia» anterior. Por eso, después de infectarnos con algo y curarnos, ya no somos (al menos durante algún tiempo) susceptibles a la misma infección.
  • Inmunidad pasiva: inmunidad temporal, también llamada «inmunidad prestada». Es la inmunidad que obtenemos de otra persona, por ejemplo, un niño que toma prestada la inmunidad temporal de la madre a través de su leche materna.
  • Las inmunizaciones —nos podemos hacer inmunes contra algo— normalmente a través de la administración de una vacuna.

El objetivo y las funciones del sistema inmunitario

La principal función del sistema inmunitario es protegerte de los microorganismos nocivos que pueden causar infecciones. Sin embargo, no solo previene. Si enfermas, tu sistema inmunitario es la primera línea de defensa de tu cuerpo. Luchará contra la infección y actuará para minimizar el daño causado al cuerpo. Un sistema inmunitario saludable podrá combatir la mayoría de las infecciones. Con un sistema inmunitario debilitado, la enfermedad puede durar más tiempo y los síntomas pueden ser más graves.

Mujer jugando con su hija y lanzándola al aire.

Cómo estimular tu sistema inmunitario

Llevar un estilo de vida saludable es el mejor estímulo para el sistema inmunitario. Siempre es buena idea cuidar a diario tu sistema inmunitario. A continuación encontrarás algunos consejos sobre cómo mantener tu sistema inmunitario sano y fuerte a través de las actividades diarias11. Recuerda que, si crees que tu sistema inmunitario puede estar debilitado, siempre debes consultar a tu médico.

  • Lleva una dieta equilibrada que contenga mucha fruta y verdura fresca. Una dieta saludable proporcionará las vitaminas y minerales esenciales que tu sistema inmunitario necesita para funcionar adecuadamente.
  • Si no estás seguro de estar consumiendo suficientes vitaminas y minerales en tu dieta, considera la posibilidad de añadir un suplemento como Redoxon que pueda ayudarte a fortalecer tu sistema inmunitario2.
  • Haz ejercicio con regularidad3. Esto ayudará a reducir el estrés, que afecta negativamente a la inmunidad, y a mejorar la circulación sanguínea, permitiendo que los glóbulos blancos lleguen a cualquier célula afectada por una enfermedad.
  • Toma medidas para reducir el estrés. Si percibes que tienes estrés constante, puedes probar técnicas de meditación o yoga.
  • Duerme bien. El descanso permite que el cuerpo se regenere y ayuda a que el sistema inmunitario funcione adecuadamente.
  • Mantén un peso saludable. Las personas con sobrepeso tienen una función inmunitaria debilitada, lo que puede hacer que corran más riesgo de contraer enfermedades. 4
  • Sé proactivo para evitar las infecciones. Lávate las manos minuciosa y regularmente, evita compartir objetos personales si estás en el mismo espacio que una persona infectada y asegúrate de que la carne que comas esté bien cocinada.
  • No fumes. Fumar tabaco es perjudicial para el sistema inmunitario y puede hacerlo menos eficaz a la hora de combatir enfermedades.
  • Limita el consumo de alcohol. El alcohol puede dañar tu respuesta inmunitaria.

Referencias bibliográficas:

  1. 1. How to prevent infections. Harvard Medical School, 2016. (Consultado el 10/02/2020, en https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/how-to-prevent-infections.)
  2. Gombart AF, Pierre A, Maggini S. A Review of Micronutrients and the Immune System-Working in Harmony to Reduce the Risk of Infection. Nutrients 2020;12.
  3. Nieman DC, Wentz LM, The Compelling Link Between Physical Activity and the Body’s Defense System, Journal of Sport and Health Science, vol 8, issue 3, May 2019, p 201-217
  4. Andersen CJ, Murphy KE, Fernandez ML, Impact of Obesity and Metabolic Syndrome on Immunity, ADVANCES IN NUTRITION, Volume 7, Issue 1, January 2016, Pages 66–75, https://doi.org/10.3945/an.115.010207


Cómo ayuda Redoxon®
a tu sistema inmunitario

 

 

Tu cuerpo está equipado con poderosas defensas naturales y tu sistema inmunitario tiene muchas maneras de lidiar con las amenazas de las bacterias y los virus. El sistema inmunitario está compuesto por tres mecanismos de defensa principales: barreras físicas (piel y mucosas), barreras celulares (glóbulos blancos) y anticuerpos. Los nutrientes como las vitaminas y los minerales son esenciales para la salud y el funcionamiento de esta compleja red.

En nuestro acelerado mundo, en el que consumimos demasiada comida rápida y precocinada, puede ser un reto consumir cantidades adecuadas de frutas y verduras que aporten todas las vitaminas y minerales que necesitamos para contribuir plenamente las funciones de nuestro cuerpo. Una ingesta inadecuada de vitaminas y minerales puede afectar negativamente al sistema inmunitario y a la salud en general. Ahí es donde entra en juego Redoxon®. Nuestra gama de productos de vitamina C está diseñada para ayudar a tu sistema inmunitario.

Más información

 

Con Redoxon® tendrás un sistema inmunitario más saludable

Es necesario que cuides de tu sistema inmunitario. Aunque no lo parezca, tu sistema inmunitario trabaja las 24 horas del día. Igual que una planta necesita agua y luz solar, tu sistema inmunitario necesita una nutrición regular para apoyar los sistemas de defensa del cuerpo.

Junto con un estilo de vida saludable que incluya ejercicio físico y buena nutrición, los suplementos como Redoxon® proporcionan la base para un sistema inmunitario fuerte durante todo el año.

 

 

 

 

 

Más de 80 años de experiencia con la vitamina C

En 1934, fuimos pioneros al presentar el primer suplemento de vitamina C del mundo, y llevamos más de 80 años ayudando a la gente a mantener sus defensas naturales en plena forma. Hoy en día, nuestra gama de innovadores suplementos ayuda a tu inmunidad a diario.

 

Construye tu inmunidad

¿Buscas maneras de fortalecer tu sistema inmunitario? Consulta artículos útiles sobre el apoyo inmunitario.