6 signos de debilidad en el sistema inmunológico | Redoxon®

Compartir en:

6 signos de debilidad en el sistema inmunológico

El sistema inmunitario es el conjunto de defensas que tiene el cuerpo contra las bacterias y virus dañinos a los que se enfrenta. Ahora más que nunca, queremos tener un sistema inmunitario fuerte para combatir cualquier infección. Pero un sistema inmunitario saludable depende de mantener buenos hábitos, como una dieta equilibrada y ejercicio regular, y se ve debilitado por los hábitos que perjudican a la salud. Echa un vistazo a la siguiente lista y pregúntate: :
-    ¿Sufres a menudo resfriados o gripes?
-    ¿Tienes alguna otra enfermedad (por ejemplo, diabetes)?
-    ¿Tienes problemas de peso?;
-    ¿Llevas un estilo de vida estresante?
-    ¿Tienes patrones de sueño irregulares?
-    ¿Fumas?
-    ¿Bebes alcohol en exceso?


Si has respondido afirmativamente a una (o varias) de estas preguntas, es probable que tu salud inmunitaria no sea óptima. Echemos un vistazo a los 6 signos potenciales de una inmunidad debilitada y lo qué podrías hacer para ayudar a que las defensas naturales de tu cuerpo hagan frente a las infecciones.

  • • Estrés: tal vez notes que, después de terminar un gran proyecto o una situación emocional intensa, a veces te puedes sentir mal. Esto sucede porque el cuerpo segrega cortisol (una hormona del estrés) que afecta a la capacidad de la piel para mantener alejadas ciertas bacterias, virus y hongos. El estrés prolongado puede afectar al desarrollo de las células inmunitarias del cuerpo, lo que puede impedir que sean capaces de combatir las infecciones1.
  • • Infecciones frecuentes (resfriado o gripe): sufrir varios episodios de resfriado o gripe al año puede ser un signo de una inmunidad debilitada. Cuando contraes la gripe, tu sistema inmunitario se acelera, aumenta la temperatura del cuerpo y provoca fiebre para combatir la infección. Te duele la garganta porque las células que recubren las vías respiratorias producen una inflamación para intentar impedir que el virus siga avanzando. Si tienes varias infecciones al año, tu sistema inmunitario ejercerá mucha presión sobre tu cuerpo, ya que necesita producir anticuerpos a un ritmo mayor.
  • Cansancio y fatiga: si sientes cansancio, independientemente de cuánto duermas, podría ser un signo de inmunidad debilitada. La falta de sueño afecta a la capacidad de regeneración de la piel, lo que puede dificultar la curación de las heridas o la lucha contra las infecciones.
  • Cambios drásticos en el peso corporal: si tu peso no es saludable para tu estatura (es decir, si tienes sobrepeso/obesidad o estás por debajo de tu peso), quizá esté en peligro tu inmunidad. Si tienes sobrepeso, el mayor número de células grasas puede aumentar la cantidad de células inmunitarias que secretan ciertos químicos y causar una inflamación crónica que puede afectar a la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes clave. Si tienes un peso insuficiente y deficiencia nutricional, es casi seguro que tengas débil el sistema inmunitario, tus huesos pueden ser más frágiles y puedes sentir cansancio todo el tiempo. Ninguno de los dos extremos es bueno para tu salud inmunitaria.
  • Las heridas tardan más en curarse: si has observado que las lesiones menores parecen tardar mucho en curarse, tu sistema inmunitario podría estar debilitado. Es posible que las heridas tarden más en curarse por una inflamación crónica, o incluso por la edad, ya que nuestro sistema inmunitario se va debilitando poco después de llegar a la edad adulta.
  • • Problemas de estómago: un desequilibrio de las bacterias buenas y malas del estómago puede estimular en exceso el sistema inmunitario. Esto a su vez puede provocar diarrea, estreñimiento y gases. A menudo, esto se debe a que nuestro sistema digestivo puede tener pocas bacterias «buenas».

Qué puedes hacer para combatir una inmunidad debilitada

Aunque hayas observado alguno de los signos anteriores que sugieren una inmunidad debilitada, no hay que ser pesimistas. Si te estás preguntando cómo mejorar la inmunidad, puedes seguir algunos pasos sencillos para ayudar a reforzar tu sistema inmunitario debilitado4. Comienza a llevar unos buenos hábitos de salud inmunitaria ahora mismo siguiendo las sencillas reglas que describimos a continuación.

  • Para evitar las infecciones, lávate las manos con frecuencia con agua tibia y jabón, o con un gel a base de alcohol. Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca con las manos sucias.
  • Lleva una dieta sana y equilibrada que contenga mucha fruta y verdura fresca. Esto ayudará a proporcionar a tu cuerpo las vitaminas y minerales necesarios para mantener una función inmunitaria saludable. También puedes tomar un suplemento de vitaminas y minerales como Redoxon, que te ayudará a restaurar los niveles saludables de micronutrientes de tu cuerpo5.
  • Haz ejercicio con regularidad para reducir el estrés y mejorar la circulación, dos factores importantes para mantener una buena función inmunitaria.
  • Duerme bien. Duerme 8 horas cada noche y verás cómo tu sistema inmunitario se recupera más rápido.
  • Reduce el estrés. Si ves que realizar ejercicio con frecuencia y llevar una rutina de sueño saludable no es suficiente para reducir tu nivel de estrés, puedes probar métodos de relajación, como la meditación o el yoga.

Referencias bibliográficas::

  1.  Andersen CJ, Murphy KE, Fernandez ML, Impact of Obesity and Metabolic Syndrome on Immunity, ADVANCES IN NUTRITION, Volume 7, Issue 1, January 2016, Pages 66–75, https://doi.org/10.3945/an.115.010207
  2. https://www.nhs.uk/live-well/healthy-weight/advice-for-underweight-adults/
  3. Ellis S, Lin EJ, Tartar D, Immunology of Wound Healing, Current Dermatology Reports 7(6), September 2018
  4. Morey JN, Boggero IA, Scott AB, Segerstrom SC, Current Directions in stress and Human Immune Function, Curr Opin Psychol. 2015 Oct 1; 5: 13–17.
  5. Natelson BH, Haghighi MH, Ponzio NM, Evidence for the Presence of Immune Dysfunction in Chronic Fatigue Syndrome, Clin Diagn Lab Immunol. 2002 Jul; 9(4): 747–752.
  6. How to prevent infections. Harvard Medical School, 2016. (Accessed 10/02/2020, at https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/how-to-prevent-infections.)
  7. Gombart AF, Pierre A, Maggini S. A Review of Micronutrients and the Immune System-Working in Harmony to Reduce the Risk of Infection. Nutrients 2020;12.

 

Cómo ayuda Redoxon®
a tu sistema inmunitario

 

 

Tu cuerpo está equipado con poderosas defensas naturales y tu sistema inmunitario tiene muchas maneras de lidiar con las amenazas de las bacterias y los virus. El sistema inmunitario está compuesto por tres mecanismos de defensa principales: barreras físicas (piel y mucosas), barreras celulares (glóbulos blancos) y anticuerpos. Los nutrientes como las vitaminas y los minerales son esenciales para la salud y el funcionamiento de esta compleja red.

En nuestro acelerado mundo, en el que consumimos demasiada comida rápida y precocinada, puede ser un reto consumir cantidades adecuadas de frutas y verduras que aporten todas las vitaminas y minerales que necesitamos para contribuir plenamente las funciones de nuestro cuerpo. Una ingesta inadecuada de vitaminas y minerales puede afectar negativamente al sistema inmunitario y a la salud en general. Ahí es donde entra en juego Redoxon®. Nuestra gama de productos de vitamina C está diseñada para ayudar a tu sistema inmunitario.

Mas información

 

Con Redoxon® tendrás un sistema inmunitario más saludable

Es necesario que cuides de tu sistema inmunitario. Aunque no lo parezca, tu sistema inmunitario trabaja las 24 horas del día. Igual que una planta necesita agua y luz solar, tu sistema inmunitario necesita una nutrición regular para apoyar los sistemas de defensa del cuerpo.

Junto con un estilo de vida saludable que incluya ejercicio físico y buena nutrición, los suplementos como Redoxon® proporcionan la base para un sistema inmunitario fuerte durante todo el año.

 

 

 

 

 

Más de 80 años de experiencia con la vitamina C

En 1934, fuimos pioneros al presentar el primer suplemento de vitamina C del mundo, y llevamos más de 80 años ayudando a la gente a mantener sus defensas naturales en plena forma. Hoy en día, nuestra gama de innovadores suplementos ayuda a tu inmunidad a diario.

 

Construye tu inmunidad

¿Buscas maneras de fortalecer tu sistema inmunitario? Consulta artículos útiles sobre el apoyo inmunitario.